Capricornio

FEMENINO - TIERRA - CARDINAL
Planeta Regente: Saturno
Palabras clave: Prudencia, ambición, premeditación


Un astrólogo resume los dos tipos de Capricornio describiendo los dos tipos de cabras; la ágil cabra montés que trepa limpiamente de risco en risco, ascendiendo siempre montaña arriba para mordisquear pastos más verdes, y la cabra doméstica, que se ve recluida al pequeño trozo de pasto que puede alcanzar atada a una cadena.
En general, los pertenecientes a este signo son ambiciosos y están siempre buscando un ascenso o un aumento de sueldo. Son espléndidos hombres de negocios y los Capricornio positivos llegarán seguramente lejos en lo que emprendan. Las esposas Capricornio se ocuparán de empujar a sus maridos (y a ellas mismas) en la escala social.
Todo esto para las cabras montesas. La cabra doméstica, atrapada en el valle, es ciertamente triste. También tiene ambición: pero aunque pueda intentarlo -y lo intentará- las dificultades de la competencia son demasiado para él. Si es sensato, encontrará su lugar tranquilo y seguro en un trabajo sencillo, que puede hacer con calma, a su manera y a su ritmo.
Uno de los rasgos más agradables de este signo es el sentido del humor. Básicamente son personas de pocas palabras, pero sus comentarios secos y un poco severos pueden ser enormemente divertidos. A menudo, su sonrisa es una sonrisa al revés, una mueca hacia abajo con las comisuras de su boca acompañadas a veces de una profunda arruga. Son dignos de confianza, pacientes, cautelosos -quizá en demasía- y pueden hacer gala de una considerable dureza si lo exigen las circunstancias. Tienden a ser convencionales y les resulta muy difícil identificarse con la libertad afectiva y la falta de atadura de los más jóvenes.
En líneas generales puede decirse que el Capricornio es una persona muy contenida y, debido a que la mayor parte de su energía se dirige hacia los intereses de su profesión, tiende a descuidar alguno de los aspectos más humanos de su vida. Su estricto sentido de la disciplina y la finalidad de los objetivos que se propone no deberían deshumanizarle, aunque, de hecho, esta circunstancia puede ocurrirle al Capricornio en situaciones extremas.

La mente de los Capricornio es extremadamente seria y racionalista. Sus pautas de pensamiento son constructivas y tienen gran habilidad para planificar en detalle. Es muy capaz de desechar cualquier cosa que no esté a la altura de sus convicciones morales; y una vez que ha dado un paso no retrocederá nunca. La expresión “frío y calculador”, es quizá, la que mejor resume su perspectiva mental. No es rápido para captar situaciones o para estudiar; esencialmente debe caminar con lentitud. Pero una vez que ha estudiado o comprendido algo bien, no lo olvida jamás. Se preocupa mucho y es el signo más propenso a la depresión de todo el Zodíaco.
Si Mercurio está en Escorpio su mente será más sutil y profunda; y si se encuentra en Acuario, tendrá una perspectiva más positiva, y en general estará más enfocada hacia el futuro.

VOLVER